martes, 6 de septiembre de 2011

Lo que viven las violetas...

Violette 
Violette 
24 · XII · 1958
23 · I · 1959 
...ce 
que 
vivent
les 
violettes 
 
Violette 

(Violette / 24 · XII · 1958 / 23 · I · 1959 / ...lo / que / viven / las / violetas)

La existencia es fugaz, limitada en el tiempo. Pero el amor y el recuerdo puede durar para siempre. La vida de Violette fue tan breve como la de una humilde violeta. Pero su recuerdo pervive.

La tumba de Violette se encuentra situada en el Cementerio Inglés de Málaga. Es una tumba realizada en mármol blanco de 35 cms. por 65, con un soporte del mismo material donde aparece una cruz céltica, incrustada en un circulo, que tiene el simbolismo cósmico de la vida, apuntando a los cuatro puntos cardinales.

La tumba de Violette recoge la historia de una vida efímera y de un amor eterno.


Gracias al autor del blog Conclamatio,  lector y amigo, hay un poema que pudo dar lugar a este epitafio:

Mais elle était du monde, où les plus belles choses
Ont le pire destin ;
Et, Rose, elle a vécu ce que vivent les roses,
L’espace d’un matin.
Extraído de: Consolation de François de Malherbe à M. du Périer sur la mort de sa fille


Traducción:
Pero ella era de este mundo, en el que las cosas más hermosas
tienen el peor destino.
Y Rose ha vivido lo que viven las rosas:
lo poco que dura una mañana.

Fotografía -1-: Violette
Fotografía -2-: Violette
Autor: Landahlauts

5 comentarios:

  1. Sencilla pero hermosa al mismo tiempo. El epitafio lo dice todo, sin tapujos ni ñoñerías, pero de forma dulce.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la forma de resaltar la fugacidad de la vida.
    ¡Feliz domingo!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. En la sencillez está la belleza, dicen. Y más si tenemos en cuenta que las violetas son símbolo de la humildad.

    ResponderEliminar
  4. Todo es efímero. Violette, Rose... hasta el blog de Conclamatio ya no existe.

    ResponderEliminar